Cómo lograr el huevo perfecto para tu Ramen

Ramen Maruchan

El huevo es una de las guarniciones del ramen infaltables. Así, como la carne “chashu” es indispensable para hacer que este plato se vea apetitoso, el huevo marinado también tiene gran protagonismo. Y es que su forma perfecta, dividido en dos partes y con sus yemas cremosas, junto a los noodles y el narutomaki ha sido siempre la imagen icónica que por años se ha popularizado de esta gran receta asiática. En Maruchan te contamos cómo prepararlo. 

Ingredientes:

Preparación:

Ahora sí, comencemos con la preparación de estos huevos perfectos para el ramen.

1.

Pon a hervir 2 tazas de agua. Cuando ya esté hervida agrega los dos huevos fríos y muévelos constantemente durante el primer minuto para que las yemas se ubiquen en el centro. Luego deja cocinar por 6 minutos más. 

2.

Retira los huevos y colócalos en un bowl con hielo por 10 minutos para que se corte la cocción y sea más fácil pelarlos. 

3.

Mientras se enfría los huevos, prepara el marinado en una bolsa plástica que puedas sellar, en la que quepan los huevos y el líquido.  Agrega el agua los 180 ml de agua, la soya, el azúcar y revuelve. 

4.

Pela los huevos y agrégalos a la bolsa con el marinado, dejándolos bien cubiertos por el líquido. Sella y reserva en la nevera por 12 horas.

5.

Luego de este tiempo, sácalos de la bolsa y notarás como cambiaron de color, cortalos con cuidado por la mitad y mira cómo quedan de perfectos, listos para poner en el plato de ramen.

Así de fácil logras el huevo perfecto para tu ramen, solo debes tener un poco de paciencia mientras se marinan, pero los demás pasos del proceso no tienen ninguna complicación para que puedas hacerlo en casa y acompañar tu ramen Maruchan, de tu sabor favorito, con esta deliciosa guarnición.  

Seguro también quieres saber las diferencias entre el ramen japonés y ramen coreano, te las contamos aquí.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.